miércoles, 21 de agosto de 2013

El amor en el siglo XXI

Parece fácil y no lo es. No me refiero al amor en sí, entre dos personas, si no a las relaciones "personales" con el otro sexo. El amor es un concepto que date de hace miles de años, todos sabemos lo que es. Aunque quizás sólo sabemos cómo deberia ser...

Hace poco me topé con este gráfico:


Indica el descenso en las "exigencias" tras un tiempo en soledad. Soledad femenina indica. La curva masculina sería un poco menos curva. También la he encontrado en  isDasGram. Aunque he de reconocer que no la comparto. 


Deberíamos, por tanto, separar lo que son las relaciones personales (ojo que no hablo sólo de sexo) del concepto de amor que todos tenemos en mente. 
¿Pero qué nos pasa? Hablamos de amor, cuando queremos decir sexo; e incluso queriendo sólo sexo, es bastante complicado separar ambos conceptos durante mucho tiempo. 
Somos seres humanos y en la capacidad para relacionarnos esta toda nuestra esencia. Y no hay relación mas íntima y profunda que el sexo continuado. 
No me refiero a tener un/a follamig@. Si tienes un amigo y acabas en la cama, puede fortalecerse la amistad hasta un punto mucho mas íntimo. O puede romper la amistad, por el error cometido; incluso habiendo demostrado que la atracción que había y ambos (o puede que sólo uno) hubieran negado/escondido/camuflado. 



Yo siempre he dicho que puede haber sexo sin amor, pero no amor sin sexo. Pues es la manifestación de lo que uno siente. De lo contrario, ¿qué somos, compañeros de piso?


continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada